El dolor de hombro es un problema común que aqueja a muchas personas, y la lesión de SLAP (lesión del labrum superior, de anterior a posterior) es una de las causas que puede dificultar las actividades diarias y disminuir la calidad de vida de quienes la padecen. En este artículo, exploraremos el enfoque terapéutico para manejar el dolor asociado con esta condición.

Entendiendo la Lesión SLAP

La lesión SLAP afecta el labrum del hombro, un anillo de fibrocartílago que rodea la cavidad glenoidea y ayuda a estabilizar la articulación. El labrum puede desgarrarse debido al uso excesivo, movimientos bruscos o un trauma directo. Clínicamente, se caracteriza por dolor agudo, inestabilidad y pérdida de fuerza en el hombro afectado.

Tipos de Lesiones SLAP

Existen varios tipos de lesiones SLAP, clasificados según la localización y el grado del desgarro. La categorización es esencial para definir la estrategia de tratamiento más adecuada.

Síntomas del SLAP

  • Dolor al levantar objetos
  • Chasquidos o bloqueos en el hombro
  • Dificultad para realizar movimientos por encima de la cabeza
  • Disminución de la fuerza de agarre

Diagnóstico de la Lesión SLAP

Para confirmar una lesión SLAP, el médico realizará un examen físico y posiblemente ordenará estudios de imagen como resonancia magnética (RM) o artrografía de RM, que son clave para visualizar el alcance del daño del labrum.

Tratamiento Conservador y Postoperatorio

El tratamiento de la lesión SLAP puede ser conservador o quirúrgico, dependiendo de la severidad y los síntomas presentes. Un enfoque conservador implica manejo del dolor y rehabilitación física, mientras que la cirugía puede ser necesaria en casos más graves.

Tratamiento Conservador

  • Uso de antiinflamatorios no esteroideos (AINEs)
  • Terapia de hielo y calor
  • Modificación de la actividad para evitar movimientos dolorosos
  • Fisioterapia y ejercicios de fortalecimiento

Tratamiento Quirúrgico y Recuperación

Si la cirugía es necesaria, la técnica más común es la artroscopia, que permite acceder y reparar el labrum con mínima invasión. La recuperación postoperatoria es vital y debe incluir una fase de reposo seguida de rehabilitación.

Consejos para la Recuperación

  1. Siga las indicaciones de su fisioterapeuta religiosamente.
  2. Ejecute los ejercicios de rehabilitación de manera regular.
  3. Evite actividades que provoquen dolor en el hombro.
  4. Realice controles periódicos con su médico.

Conclusión

La lesión SLAP no debe tomarse a la ligera debido a las limitaciones que impone en la vida diaria. Un diagnóstico preciso seguido de un enfoque de tratamiento bien dirigido, ya sea conservador o quirúrgico, es crucial para una recuperación efectiva. La paciencia y adherencia al plan de rehabilitación son fundamentales para sanar y prevenir futuras lesiones. El dolor de hombro puede ser manejado exitosamente con el cuidado y el enfoque correctos, dando paso a una vuelta completa a las actividades sin restricciones ni molestias.

Call Now Button