La fisioterapia con ondas de choque es una técnica terapéutica innovadora que ha ganado popularidad en los últimos años debido a su efectividad en el tratamiento de diversas afecciones musculoesqueléticas. A lo largo de este artículo exploraremos en detalle cómo se utiliza y los beneficios que puede aportar al paciente.

Qué son las Ondas de Choque

Las ondas de choque son ondas acústicas que transportan alta energía hasta los puntos dolorosos y tejidos musculoesqueléticos con condiciones subagudas, subcrónicas y crónicas. Esta energía promueve la regeneración y los procesos reparativos de los tendones, tejido blando y huesos.

Historia de las Ondas de Choque en la Fisioterapia

Originalmente utilizadas para desintegrar cálculos renales, las ondas de choque encontraron su camino en la fisioterapia a finales del siglo XX como tratamiento para dolencias musculares y tendinosas.

Tipos de Ondas de Choque

Existen principalmente dos tipos de ondas de choque utilizadas en fisioterapia:

  • Ondas de choque focales: Se concentran en un punto específico y profundizan más en los tejidos.
  • Ondas de choque radiales: Se dispersan y son menos penetrantes; sin embargo, son efectivas para tratar áreas más extensas.

Aplicaciones de la Fisioterapia con Ondas de Choque

Tratamiento de Tendinopatías

Una de las aplicaciones más comunes es el tratamiento de tendinopatías, como la tendinitis de hombro o el codo de tenista. Esta técnica ayuda a restaurar la movilidad y reduce el dolor de manera significativa.

Rehabilitación de Lesiones Musculares

Las ondas de choque son muy eficaces en el tratamiento de lesiones musculares, acelerando la recuperación y reduciendo el riesgo de futuras lesiones.

Otras Patologías

Además de las mencionadas anteriormente, la fisioterapia con ondas de choque puede ser usada en la fascitis plantar, calcificaciones y otros tipos de dolencias musculoesqueléticas.

¿Cómo es una Sesión de Fisioterapia con Ondas de Choque?

Una sesión típica de tratamiento con ondas de choque incluye los siguientes pasos:

  1. Valoración del fisioterapeuta para determinar la idoneidad del tratamiento.
  2. Aplicación de un gel conductor en el área afectada para facilitar la transmisión de las ondas.
  3. Emisión de las ondas de choque mediante un aplicador que se mueve sobre la zona afectada.
  4. El tratamiento suele durar entre 5 y 10 minutos por zona tratada.

Es importante destacar que la intensidad y la frecuencia de las ondas se ajustan en función de la tolerancia del paciente y el tipo de lesión.

Beneficios de la Fisioterapia con Ondas de Choque

Los beneficios de la fisioterapia con ondas de choque incluyen:

  • Reducción del dolor.
  • Restauración de la movilidad.
  • Estimulación de la circulación y el proceso de curación.
  • Tratamiento no invasivo con mínimos efectos secundarios.

Conclusiones

La fisioterapia con ondas de choque es una herramienta que, usada correctamente, puede brindar alivio y recuperación a pacientes con diversas afecciones musculoesqueléticas. Su aplicación por profesionales cualificados y la combinación con otras técnicas fisioterapéuticas pueden conseguir resultados óptimos en la rehabilitación de los pacientes.

Sin embargo, no es una solución universal y debe siempre ser considerada como parte de un enfoque terapéutico integral, personalizado a las necesidades individuales de cada paciente, garantizando así las mejores condiciones para su recuperación.

Call Now Button